Alternativa para combatir la informalidad en el turismo de nuestra Región

(Visión de los Operadores Turísticos)

La informalidad nace en el momento en que nuestras autoridades van a al extranjero a invitar a todos, a venir de cualquier forma, a cualquier cosa, con o sin dinero, por el tiempo que quieran, a nuestra Araucanía. Una vez en nuestro territorio, al turista (desinformado), lo aborda cualquiera (formal o informal), y le ofrece cualquier producto en cualquier estandard a cualquier precio.

Autoridades e informales no se hacen responsables por la calidad, ni por la seguridad, ni tampoco por la sustentabilidad. Sin alusión a sellos y con una lista poco visible de formales, por presión de nuestros hoteleros, la autoridad comienza a prohibir, censurar, bloquear y multar, como intentando “solucionar” un residuo que es perfectamente evitable si se pone foco en el origen: “invitar a turistas específicos, con perfil claro, a conocer una ruta definida, a un precio establecido, en fechas convenientes, con sellos visibles y responsables individualizados”

Entonces, el “combatir la informalidad”, simplemente se trata de ampliar el espectro de indicadores de éxito, saliendo del aislado concepto “ocupación de camas”, como único factor que intenta “solucionar” la informalidad... desconociendo todo el resto del encadenamiento productivo y dejando a los operadores turísticos al margen de cualquier mejora, aporte o desición.

Si pensamos en "dar valor a un destino" por sobre el "combatir la informalidad", incluyendo un adecuado trabajo colaborativo, encadenado, entre todos los actores, tal como se hace profesionalmente en muchos destinos del mundo, se podría avanzar más eficientemente en la profesionalización de nuestro destino y junto con ello, la disminución de la informalidad.

El orden con el que se desenvuelven nuestros invitados, en nuestro país, pasa por el orden con que nosotros hacemos las cosas, la importancia que le damos a los paquetes valorizados por sobre las “venta de camas aisladas”, poniendo siempre en valor un destino turístico ordenado y no basado en el solo interés comercial de un grupo, que solo hace foco en una arista de las muchas que posee la industria del Turismo.


Waldemar Cepeda

Presidente ATO Araucanía